viernes, 4 de diciembre de 2009

Refranes y filosofía de vida

Algunas personas me miran con dudas cuando les digo que creo en los refranes de "lo que pasa conviene", "lo que está pa ti no hay quien te lo quite" o "no hay mal que por bien no venga". Sí, ya sé cómo suena eso. Pero, en ocasiones una tiene posibilidad de comprobar esas máximas sin ir muy lejos para luego advertir "viste, por eso no me convenía". Tampoco es que me siente a esperar por el azar.
Los detractores de esas frases las ven como una manera de resignación, de conformidad cuando algo no se da. Un optimismo a ultranza para no dejarse derrotar por las circunstancias o por los hechos que no dependen de sí mismo. O sea: si no puedes ir a Varadero en el verano quizás era para librarte de una insolación como mínimo, o porque debías guardar ese dinero para algo mayor que se avecinaba como la canastilla para tu próximo hijo.
El problema es que corroborar si encerraban una verdad o no, demora más allá incluso de nuestras vidas. Entonces, ya pa qué. Cómo entender cuando nos sucede algo negativo que nos libramos de algo peor?, o que "por mala que esté la situación siempre puede empeorar". Bueno, esto último francamente asusta.
Cuando viajaba con frecuencia en los años más duros del período especial, comprobé esa historia de que "no por mucho madrugar amanece más temprano". Desde Pilón no salían guaguas casi nunca, se eliminaron las reservaciones de pasajes porque les perdíamos la pista a los ómnibus que llegaban sin previo aviso y casi una vez a la semana. En esa época se implantó la triste moda (porque casi no habían opciones de transporte) de encaramarse en los camiones, lo mismo de cargar caña para los centrales, vacas de un territorio a otro, motores y enormes piezas, cualquier cosa. Entonces para qué sacrificar a Morfeo si de todos modos podía pasar el santo día esperando algo que se moviera sobre cuatro ruedas.
Sobre ese asunto de que "a quien madruga Dios lo ayuda" lo pongo en dudas en algunos oficios determinados por causas ajenas. Digamos los sepultureros pueden pasarse la mañana de brazos cruzados y con mucho ajetreo en la tarde. De qué le serviría madrugar, porque pensándolo bien ese es un trabajo bastante diurno.
En mi niñez y adolescencia mi madre me insistía mucho en lo de "dime con quién andas y te diré quién eres" o "árbol que nace torcido..." (eso era sobre los otros, claro) obviamente el tema era escoger bien a las amistades.
Mi mala memoria incluye las serias deficiencias para recordar la letra de las canciones y, por supuesto, para enumerar los refranes más allá de los que me interesan en lo particular y porque tienen que ver conmigo. Pero, ahora que escribo sobre el tema, me doy cuenta de mi inclinación por estas cápsulas de la sabiduría, extractos encerrados en los proverbios relacionados con "ver el vaso medio lleno", sobre todo cuando es mejor pensar que "Dios aprieta, pero no ahoga
".

5 comentarios:

Lola dijo...

Iris, a mi siempre me han encantado los refranes y siempre también he visto mucha verdad en ellos. Es la experiencia de nuestros antepasados que nos la han dejado en herencia.
Cuanta verdad hay en "mal de muchos, consuelo de tontos" o "agua que no has de beber, dejala correr" o "no hay mal que por bien no venga"......
La experiencia vale un mundo. Besos Lola

El sitio de Iris dijo...

Gracias, Lola. De acuerdo contigo totalmente. Te reitero que tengo mala memoria para retenerlos, pero hay excelentes refranes, incluso de los que discrepemos no se le puede quitar el mérito de decir mucho con pocas palabras. Un besito.

Tunas-Cuba-Sao-Paulo dijo...

Curioso ese refrán de "dime con quien andas y te diré quién eres" Como dices, eso siempre se referia a los otros y a los hiojos de los otros que eran "los malos" y no a nosotros mismos, será que nosotros éramos los correctos? Pregunta para mi madre, seguro te dice que sí,que yo era muy, muy bueno jajajaja, claro, así somos todos para nuestras madres, no lo crees?jajajajajaja. Pregúntale a la tuya y oirás....
Un abrazo desde el surrrrrr.
Ah, una noticia: el vestido corto continúa sonando en la midia, rsssss

El sitio de Iris dijo...

Jorge, por supuesto que yo era la buena y cualquier amiga fuera de mi casa podría ser una mala influencia y causarme una mala reputación, jajaja. Parece que lo de dime con quién andas... siempre es sobre los otros, jajaja. Ya oí que la muchacha del vestido corto va para los carnavales de Río en calidad de celebridad. Un abrazo.

Tunas-Cuba-Sao-Paulo dijo...

No falta mucho para que la muchacha sea "capa" de revista,y del cine para adultos, ahi sus estudios terminarán y se convertirá en una estrella del cine...