martes, 5 de enero de 2010

Larga vida al libro


La Feria Internacional del Libro Cuba 2010 ya tiene fecha. A partir del 10 de febrero, en La Habana, y en los primeros días de marzo, cuatro jornadas intensas en las Tunas. Incremento de títulos novedosos y de ejemplares esta vez. Yo, a garantizarles a mis hijas la quinta entrega (ahora se le dice así) de su libro preferido: Chamaquili, de Alexis Días Pimienta.
Cuando se hace una retrospectiva sobre el momento en que comenzamos a leer o cuáles títulos preferimos, una se pierde en la telaraña del tiempo. Pero, a veces lamentamos no haber disfrutado en la niñez o en la juventud de una lectura supuestamente ordenada, de acuerdo con la edad, intereses personales…, porque así apreciamos, en el momento justo, algunos títulos imprescindibles.
En ese camino, encontrar el texto equivocado puede hacernos apartar de la literatura, aunque se impone el caso contrario y se establece una unión que dura para toda la vida. Por eso, la visión de los profesores de Literatura y las bibliotecarias constituyen de tanta utilidad cuando se trata de hacer la mejor sugerencia o acercarnos el texto acorde con la individualidad. Gracias a ellas en las escuelas disfruté en la adolescencia de obras como Tom Jones, de Henry Fielding, además de otras tantas que nos llegaban por el contenido de clases. Generalmente, la familia celebra que los hijos adopten la lectura como una de las aficiones favoritas. Y , se vuelve común, la imagen de los audiovisuales donde un padre o una madre leen un libro a su hijos pequeños.
Del libro y de la lectura se ha dicho tanto… La llegada de internet les ha planteado también un reto. Ya sea por la competencia como entretenimiento, como las posibilidades tecnológicas que ofrece.
En particular, me cuesta mucho esfuerzo leer una novela en pantalla y solo la utilizo cuando son temas relacionados con mi profesión. Mas, suman mayoría, pienso yo, quienes ni siquiera analizarían la idea de una supuesta desaparición de la impresión de negro sobre blanco.

8 comentarios:

Lola dijo...

He intentado que a mis hijos les guste la lectura como me gusta a mí pero solo lo he conseguido con dos, y un poco con uno más.
Leer te enseña el mundo y te lleva a sitios que no conocerás nunca, te enseña tambien a soñar, a pensar.......
Un beso y feliz Feria del Libro. Lola

El sitio de Iris dijo...

Hola, Lola, gracias, ya te contaré cuando llegue la Feria, pero te adelanto que son colas interminables y muchas actividades colaterales, se viven días bonitos, activos, lástima que sean pocos. En casa apenas nos queda lugar para los libros, por eso priorizo los de las niñas, de cuentos y de colorear. Para mí, algún título que venga recomendado. De seguro haría cualquier cola por el tuyo de Gramática Española. Un beso.

estudiandoespanhol dijo...

Se habla ya en algunos medios la próxima crisis en la literatura en B&N impresa debido al desarrollo de la tecnología digital. En los personal, no creo que llegue a ser tan radical el uso de la tecnología a tal punto que desaparezcan los volúmenes impresos.
La literatura escrita ha desafiado todos los tiempos, si observamos desde los famosos e históricos papiros, los escritos en Latín, que a pesar de ser como se le llama, una lengua muerta / restaurada hasta los días de hoy es importante su estudio para saber de dónde venimos, o sea, el nacimiento de muchos idiomas y que en el nuestro, se usan algunos términos en su original. Esperemos y luchemos por mantener algo que nos enriquece culturalmente. EL LIBRO IMPRESO.

cub.tunas dijo...

El hábito de la lectura en nuestros niños y adolescentes, un desafío de los adultos.
Nada mejor que una lectura, esto nos hace viajar en el tiempo, enriquece nuestro vocabulario, nuestra cultura, en fin, nos hace más “grandes”
Muchos dicen que a los más jóvenes no les gusta leer, y cabe una pregunta, ¿Qué hemos hecho los padres, profesores y familia para incentivar el hábito de lectura en nuestros hijos? Una forma eficaz, es que desde pequeños nos vean con un libro al lado de la cama, cada noche antes de dormirnos leer algunos minutos, contarles historias, claro según su edad, esto despierta su curiosidad y de una forma agradable estamos incentivando el amor a la lectura, por imitación, llegan a hacer lo mismo que ellos ven día a día, hasta formar en si la curiosidad y por último, el hábito por la lectura.
Si el desinterés es muy grande, compra un libro, comienza a contarle lo que estás leyendo y cuando más interesante está la historia, déjalo y muéstrale en que lugar puede encontrar el final o el desenlace de la historia, de esta forma ya lo llevas a que coja un libro en sus manos.

Alexis Díaz-Pimienta dijo...

Gracias Iris, por tu "chamaquilismo militante", jejejej. El dia 12 estaré llegando a La Habana para la Feriay ojalá pueda conocer a tus niñas para firmarles el nuevo Chamaquili. Andaré también de gira todo el mes de marzo, con un espectáculo de repentismo, por casi todas las provincias, y veré de que forma conjugo una cosa con otra para firmar libros en provincia. Así que espero que nos veamos en algún punto de la isla. Y sobre todo, que le guste a tus hijas "Chamaquili en la Habana". Abrazos, y sigue abogando por la literatura.

El sitio de Iris dijo...

Gracias por los comentarios.
Alexis, será un tremendo placer para mí y para mis hijas encontrarte en algún lugar de esta isla. Yo vivo en Las Tunas y si escucho cuando estés por aquí, llevo a mis hijas a conocerte. Un abrazo.

Alexis Díaz-Pimienta dijo...

Iris, los días 12, 13 y 14 de marzo estaré en Las Tunas, como parte de un Gira Nacional de repentismo en saludo al Cubadisco 2010. Actuaremos en Las Tunas capital el 13 y en Puerto Padre el 14. Espero que podamos encontrarnos, conocernos y firmarle los libros a tus niñas. Así que cuando escuches decir "Se formó la guajirá", no dudes en acercarte, que ese es mi espectáculo. Abrazossssss desde La Habana.
Alexis

El sitio de Iris dijo...

Alexis, qué coincidencia. Acabo de verte en la tele en la presentación de Chamaquili en La Habana y rápido pensé "si llegara a Las Tunas...", pues ya verás cómo te localizo y será un honor para mí conocerte. Desde antes de Chamaquili ya te seguía, así que será un privilegio verte por acá. Un abrazo.