lunes, 23 de noviembre de 2009

Hurón azul o la polémica a la pantalla


Hurón azul no es ninguna contravención a la lógica por un animal color añil. Primero fue el nombre que le dio a su casa y lugar de creación e inspiración Carlos Henríquez, reconocido pintor cubano de la primera década del siglo XX y autor, entre otras, de la obra El rapto de las mulatas. Pero, hace ya algunos años lo adoptó como identificación, Hurón Azul, un programa ideado por la realizadora Lizzette Vila y auspiciado por la UNEAC.
Aunque no me inclino por la crítica televisiva, vale la pena tener en cuenta este espacio cuando se trata de mencionar en Cuba asuntos que ganan el adjetivo de polémicos porque no forman parte de la línea editorial de otros medios, y aunque aparecen en el lenguaje cotidiano de la gente, tampoco se asumen en debates públicos, salvo en los congresos de los intelectuales.
Hace pocas semanas llevó a la televisión el reconocimiento a la obra y a los artistas que se desenvuelven por contratos de trabajo o porque han decidido afincarse en otros países. Desde que se anunció el tema, también aparecieron numerosos rostros casi desparecidos y olvidados de nuestras pantallas., como el de Beatriz Valdés, en una de las fotos aquí. Mientras, se escuchaban opiniones al respecto, en voces autorizadas como los protagonistas de Fresa y Chocolate, el cantante David Torrens y otros muchos, admitieron la necesidad de que se reconozcan a estos creadores, quienes han decidido emigrar por razones económicas o porque las limitaciones materiales impiden desarrollar las artes al nivel de los exponentes con que cuenta el país.
El más reciente del Hurón trató en torno al vestir en Cuba, no como culto a la moda o los estilos que se ven hoy en la calle, sino la depresión de la industria textil, el mal gusto y uniformidad de las ofertas en las tiendas (en cualquiera de las monedas) y la importancia de que este asunto se deje de ver como una frivolidad. Los intelectuales entrevistados analizaron con criterios sólidos las opciones que les quedan a los cubanos para cumplir esta necesidad básica. Igualmente, se comentó sobre la "cultura del vestir" en el país, donde algunos van elegantes a las playas y en short al teatro.

En este programa también se ha hablado sobre racismo y discriminación racial en la televisión nacional, periodismo cultural y análisis casuísticos de las manifestaciones artísticas. Más que un guión para llenar un tiempo televisivo, este roedor azulado parece encabezar o sugerir por dónde comenzar a debatir públicamente problemas que nos afectan, a partir de opiniones inteligentes y con un fin constructivo, enriquecedor.

7 comentarios:

Tunas-Cuba-Sao-Paulo dijo...

Muy bueno tu comentario sobre los asuntos de Hurón Azul. No sé dónde está Beatriz Valdés u otros tantos desaparecidos de la tv, la radio…. Realmente una cosa que no he entendido nunca es la prohibición de aquellos famosos, por su arte, deporte...que han decidido buscar otros "caminos u otros mundos" para establecerse, pienso que debía ser una opción de cada uno decidir lo que quiere oír o ver, es muy fácil, verlo o no verlo. Decida usted. Los otros asuntos tratados en el Hurón, te los comento después...Abrazos

El sitio de Iris dijo...

Muchas gracias, Jorge, ya extrañaba tus comentarios, pero claro, tampoco había puesto nada nuevo jaja. Te debo los temas sugeridos. Y la muchacha expulsada de la Universidad por la saya, ya dejó de ser noticia por allá? Un abrazo. Iris

Tunas-Cuba-Sao-Paulo dijo...

Jajajajajajaja, El mundo aquí y la propaganda de cualquier tipo y con cualquier objetivo es válida, sobretodo, cuando la “midia” (tv, radio, periódico) hacen de todo para ganar espacio y dinero, claro. Te soy sincero, la provocación que hizo la muchacha está cumpliendo sus objetivos, nada más que la publicidad y la llegada a la fama, cueste lo que cueste. Ahora viró estrella, aparece en la mayoría de programas sensacionalistas de cualquier horario. Luego, luego estará en las “capas” (se me olvidó como se dice eso en español) de las famosas revistas y a la vista de todos en cada esquina o en cada calle, ese será su triunfo, rsssss. No sé hasta donde sea algo que llame la atención por vestir un vestido corto, estamos acostumbrados, en el día a día en muchos lugares de esta enorme ciudad, ver de todo y a todo color. En los primeros meses se celebrarán los carnavales donde aparecen muchas mujeres solo con pinturas en el cuerpo como ropas, no sé porqué tanto escándalo con algo que lo “disfrutamos” todos los días.
Un abrazo, y antes de salir de la casa, checa el largo de las ropas, jajajajajajajajajaajaja

Tunas-Cuba-Sao-Paulo dijo...

He entrado casi todos los días a leerme el 26 y claro, tu blog, pero como tu dices, no hay muchas cosas nuevas que comentar. tambié estoy estudiando como un loco, está terminando el curso y las 24h del dia no me están alcanzando para las cosas del trabajo y los de la facultad

Marilú Hernández dijo...

Pues yo nunca me pierdo este programa, me gusta todo lo que ponen, lo malo, muy poco tiempo y mucha premura en los temas, el que comentas sobre los artistas que se "han ido" desde que lo anunciaron la gente tenía muchas expectativas y lo esperaron con interés para saber qué estaban haciendo, y dónde estaban, todo el que opinó coincidió en que por qué no hablar de ellos en definitivas se formaron aquí y están de acuerdo a que se repongan programas en los cuales actuan.
Besitos

Lola dijo...

No puedo opinar demasiado de lo que no conozco pero todo lo que sea libertad de hacer cada uno lo que le de la gana con su vida, me parece bien. Un beso Lola

Tunas-Cuba-Sao-Paulo dijo...

Ok, Lola, estoy de acurdo contigo, un abrazo desde el surrrrrr